in

¡ESCÁNDALO! “Los XV de Rubí fueron todo un fraude” (VIDEO)

La mamá de Rubí rompió el silencio y habló -con lágrimas en sus ojos- sobre lo que fue el día mas importante de si hija, los XV de Rubí, y cómo este se arruinó por culpa de los medios informativos y publicitarios.

Doña Anaelda García aseguró que la familia quedó totalmente arruinada y llena de gastos luego de que se celebrara el cumpleaños de la quinceañera más famosa de México, pues toda la parafernalia que se armó contaba con promesas de otras empresas y del gobierno local que ahora no quieren reembolsar.

Para la señora García, el cumpleaños fue un completo “fraude”, pues la gente se aprovechó de la buena voluntad de la familia para sacar provecho de la publicidad inaudita que generó una simple fiesta.

 

Rubí Ibarra García
Rubí llegando a su fiesta de quince.

“No tienen escrúpulos, uno se pasó de buena gente”, afirmó la mamá de Rubí con lágrimas en sus ojos.

Además denunció que la familia no ha recibido ningún tipo de recompensación por toda la publicidad y el dinero que tanto los medios informativos como publicitarios ganaron a costas de la familia y del cumpleaños de su hija.

Rubí Ibarra García
Varias figuras públicas y de la televisión estuvieron junto a Rubí en su cumpleaños.

Están llenos de deudas. El gobierno local había prometido apoyar monetariamente con el magno evento para cubrir los gastos de la fiesta, pero ahora que culminó el espectáculo no les quieren reembolsar ni un peso.

“La fiesta de los XV de Rubí ha sido lo peor que nos ha pasado en nuestras vidas”, afirmó la señora Analeda.

Una de las fotos más memorables del evento.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Redactora, Viva Noticias - Salud, derechos humanos y política.

historia de Obama

La historia de Obama que no conocías, cuando quiso renunciar a todo

legalizarte en Estados Unidos

Estas son las 5 opciones que tienes para legalizarte en Estados Unidos… ¡Y NO LAS SABÍAS!