in

Venezuela podría salir de la dictadura de Maduro en 2020

No antes y no después

Sin ánimos de hacer profecías baratas, y en plena responsabilidad de lo que implica hacer una aseveración similar, Venezuela en realidad podría cumplir su sueño de ser libre de la dictadura de Nicolás Maduro en 2020, y las razones para ello son muy claras, porque ya no dependen de este país sino que se basan en el contexto político por el que atraviesa Estados Unidos en estos momentos.

El destino de Venezuela parece jugarse ahora sobre la mesa de póker de dos enormes potencias: Rusia y Estados Unidos. Para nadie es un secreto que tanto la administración de Donald Trump, como la de Vladimir Putin, tiene intereses en concreto sobre el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

México
DONALD TRUMP.- Archivo / EFE

Pero más allá del cliché desgastado, de la creencia de que Venezuela es “la olla de oro” que todos quieren (que quizás alguna vez sí fue pero ahora es irrelevante hablar de riquezas), la libertad de este país en realidad también representaría una victoria política clave para la reelección de Donald Trump, en 2020.

Así que… En teoría, más allá de una apropiación de riquezas ¿si Donald Trump “libera” a Venezuela, u “obtiene esta victoria”, da un paso más para ganar la reelección en 2020?

Esta pregunta, aunque es bastante simplista a conveniencia, refleja un poco lo que se ha movido de fondo en los últimos años para Estados Unidos, en donde el presidente urge de sumar victorias a su administración. Recordemos que Donald Trump ha sido debilitado por una serie de escándalos (tanto por la asociación con Rusia para las pasadas elecciones de 2016, como por aquellos amorosos que protagonizó con varias mujeres, entre las que se incluye una estrella porno), recordemos que también ha tenido grandes inconvenientes en cumplir las promesas que hizo a sus votantes cuando fue electo por primera vez: tal como el muro fronterizo, la estabilidad con Corea del Norte, el “auge de la economía”, bajar la criminalidad, etcétera.

Sí, en general, frente a un declive de popularidad entre los republicanos, “sumar victorias” es positivo para Donald Trump, eso es cierto, pero también es cierto que hablamos de un presidente que tiene por afición maquillar la realidad: alguien que cree más en decir que todo está bien que en llevarlo a cabo.

Putin
VLADIMIR PUTIN.- Agencia EFE / Archivo

Cuando la administración de Estados Unidos se interesó por primera vez en la libertad de Venezuela parece que habían considerado dos cosas en simultáneo: la primera, que esto sería una victoria para llamar a votantes y la segunda, pensaron que sería fácil llevar los hilos de un país tercermundista. En la primera quizás tuvieron un acierto, en la segunda, un grave error.

La dictadura que rige en estos momentos a Venezuela no solo controla una enorme red de corrupción y narcotráfico que se esparce por América y que tiene contactos en altos mandos de numerosos países, sino que además, este gobierno impuesto cuenta con cierto grado de apoyo de Rusia, así que no estamos hablando de algo que se pueda resolver con sanciones económicas y discursos “desafiantes”, como si eventualmente, y por simple “miedo”, Nicolás Maduro se hubiese retirado del poder que sujeta como capo de mafia.

En vista de esta situación tan compleja, de la hambruna generalizada y del hecho de que Venezuela se acaba de convertir en el país con más solicitudes de asilo en el mundo (sí, superó a Siria en guerra), Donald Trump vuelve a mirar sobre esta y señala en otro discurso, a medias, algo como que “faltó fuerza sobre Venezuela”, con un desánimo que ha sido criticado por funcionarios de su propia administración.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le dijo al periodista mexicano Jorge Ramos, del canal hispano Univision, que se iba a "tragar con Coca-Cola" su "provocación", cuando éste le presentó una lista de presos políticos durante una entrevista que acabó abruptamente el pasado febrero. Gracias a una filtración Univision obtuvo el vídeo de aquella entrevista, que les fue requisado a Ramos y su equipo, los cuales fueron retenidos y después expulsados del país, y este jueves divulgará un fragmento y el domingo la grabación íntegra En total son 17 minutos en los que la tensión está presente de comienzo a fin, según dice la web del canal. "Vienes a provocarme. Te vas a tragar tu provocación. Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación", dijo Maduro cuando el periodista le entregó una lista con los nombres de 400 de los 989 presos políticos que las organizaciones no gubernamentales contabilizan en Venezuela. El tono de la conversación incomodó a Maduro desde la primera pregunta: "Usted sabe, usted no es el presidente legítimo. Entonces, ¿cómo le llamo? Para ellos (el Parlamento) usted es un dictador", le dijo Ramos. Maduro contestó a la pregunta agitando una copia en miniatura de la Constitución venezolana: "Me tienes que llamar como dice la Constitución. Yo me llamo Nicolás, un solo nombre tengo: Nicolás Maduro Moros". "Soy un obrero, un hombre sencillo, por voto popular he sido electo y reelecto presidente. Así que, bueno, ya te corresponde a ti cómo me quieras llamar", señala, de acuerdo con la información que brinda Univision. Los hechos tuvieron lugar el 24 de febrero pasado, cuando el titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ya se había proclamado presidente interino invocando un artículo de la constitución. Más de medio centenar de Gobiernos, además de organismos e instituciones, reconocen a Guaidó como presidente, incluido el de Estados Unidos, que propicia con sanciones y otras medidas una salida de Maduro del poder. Ramos estuvo retenido junto a su equipo más de dos horas en el palacio presidencial en Venezuela, después de que el mandatario se levantase abruptamente de la entrevista a los 17 minutos de iniciada. En unas declaraciones a los medios cuando sucedieron los hechos Ramos dijo que lo que pasó muestra la "naturaleza dictatorial" de Nicolás Maduro y le pidió que emitiera la entrevista que le "robó". "Si esto nos lo hacen a nosotros imagínate lo que le harán a los periodistas y a los ciudadanos venezolanos", subrayó Ramos.
NICOLÁS MADURO-Agencia de noticias EFE / Archivo

Aún así, con este ánimo de desdén, Donald Trump hizo una especie de promesa sobre Venezuela, así como la hizo sobre el muro fronterizo, la reducción de la inmigración de indocumentados, el auge de la economía, el retorno de las empresas estadounidenses y otras más.

El presidente sabe que tiene promesas por cumplir y que debe llenar una lista de logros para cuando se acerquen las elecciones presidenciales en 2020, a fin de convencer a sus seguidores. Y aunque sigue siendo un candidato muy fuerte, otro candidato demócrata se asoma entre los principales para enfrentarse a él, este sería el exvicepresidente Joe Biden, popular y querido desde que tuvo una carrera impecable bajo la administración de Barack Obama.

Sí es cierto que para ganar los comicios, Donald Trump simplemente podría arriesgarse a mentir y sonreírle a su séquito (como ha hecho hasta ahora), podría decir abiertamente que mejoró todo lo que debía mejorarse y que no hay mejor presidente que él, pero también es cierto que podría simplemente cumplir alguna de sus promesas y solventar la crisis política en Venezuela, porque esta incluso le daría votos de demócratas.

venezolanos
PROTESTA DE VENEZOLANOS.- Agencia EFE / Archivo

Venezuela pasó a convertirse en el único punto en común entre los demócratas y republicanos que debaten día a día en el Congreso de Estados Unidos. Difícil, increíble, imposible, pero cierto. Por razones diferentes y desde ángulos contradictorios, en realidad el Congreso puede tener una decisión bipartidista (por mayoría) sobre la idea de remover la dictadura sobre este país americano, pero si Donald Trump va a tomar este paso definitivo, lo hará a conveniencia y cuando se acerquen las elecciones presidenciales para sumar una ola de votantes, en un último recurso por liderar todas las encuestas.

Así que, aunque existen intereses claros de fondo, si Venezuela tiene alguna oportunidad de salir de la dictadura, podría hacerlo realidad en 2020 y no antes, y no después, porque su libertad solo es “conveniente” cuando se traduce en votos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis. @nadeazcona

Obrador

AMLO asegura que quiere encontrarse con Donald Trump

Trump

Donald Trump acaba de publicar un video de reelección indefinida en plena campaña presidencial