in

Venezuela bajo el horror de una masacre por falta de electricidad

Bajo el más terrible silencio

La historia recordará estos últimos días de Venezuela desde las cicatrices más profundas, con un dolor que les aseguro es incomparable. Tras tres días sin servicio de electricidad en casi toda la nación, con un país completamente incomunicado por incompetencia y corrupción en el mantenimiento de los servicios (o masacre voluntaria por dictadura de Nicolás Maduro), cientos de personas han muerto en la oscuridad, por inanición, falta de medicinas o bajo cuidados insuficientes en hospitales que operan sin luz.

Las imágenes que llegan en estos momentos desde Venezuela son insuficientes pero mortalmente trágicas, apenas se pueden ver las oleadas de historias que llegan a las redes sociales y que nos sacuden los pedazos de alma que aún nos quedan. Millones de venezolanos aguardamos en el exterior por saber de nuestros familiares y muchos aún no tenemos respuesta. Sabemos que las pocas tiendas de víveres que siguen operando solo aceptan pagos en efectivo, cuando ni siquiera hay abundancia del mismo en las calles y cuando los mismos salarios son insuficientes para una “supervivencia”.

A tres días sin luz, la comida en las neveras ya se ha dañado y hay quienes comenzaron a salar presas de carne y de pollo (en condiciones insalubres) para poder resistir los días de hambruna que continúan, sin saber si eventualmente el apagón terminará, la comunicación es inexistente y ahora solo se han asociado vecinos para poder luchar contra esta crítica incertidumbre.

No hay luz, no hay comunicación

En Twitter aparecen muchas imágenes de hospitales y enfermeras que hacen trabajos increíbles por ayudar a pacientes, con los pocos recursos que existen, mientras circula el video de una madre que sostiene a su hija fallecida en sus brazos.

https://twitter.com/mosanla/status/1104638703811452928

No sabemos de los nuestros, mientras llegan los reportes de aumentos de muertes en los hospitales, se cree que ascienden a 200, pero no hay registros oficiales hasta el momento. Venezuela no acaba de pasar por un terremoto o por un tsunami y tras tantos años de desesperanza contra un régimen implacable, cada venezolano solo espera que los suyos estén bien y no se puede esperar mucho más.

Hasta ahora el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, culpó los más de cien mil millones de dólares que fueron robados del sistema eléctrico en el país. Hoy solo se siente el dolor, el silencio absoluto y la oscuridad.

Con la esperanza de que un día vuelva a luz a Venezuela, en todos los sentidos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis. @nadeazcona

terroristas

El FBI detuvo en 2018 a más terroristas domésticos que internacionales

Barbie

La muñeca Barbie, de fiesta en fiesta por su 60 cumpleaños