in

El último deseo que mexicano, condenado a ser ejecutado, implora antes de morir

Hoy está programada su ejecución frente a un proceso legal «injusto», según organismo.

Rubén Ramírez Cárdenas, un mexicano condenado a la pena de muerte, pidió desde el primer día de su sentencia, ser visitado por su madre Sanjuana Cárdenas hasta el momento de su ejecución.

Desde 1997 hasta la fecha así ha sucedido. Sanjuana, quien a la fecha tiene 66 años, visita a su primogénito desde Edimburgo, Texas, a la prisión en Allan Polunsky, en Livington, gracias a que el Instituto de Atención al Migrante Guanajuatense y sus Familias se lo ha costeado.

Sanjuana sabe que hoy, 8 de noviembre, podría ser el último día que vea a su retoño con vida, a menos que un milagro lo salve de un proceso legal del que se le acusa por secuestro, violación y homicidio de su prima hermana Mayra Azucena Laguna, de 16 años el 22 de febrero de 1997 en McAllen, Texas.

Y pese a que el Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas, ha suspendido varias ejecuciones en los últimos meses como consecuencia de recientes cambios legislativos en el estado sureño, defensores han solicitado la petición de nuevas pruebas de ADN con el fin de esclarecer el caso ante varias «inconsistencias» presentadas.

Sin embargo, dicho tribunal, la cual es la máxima instancia penal en el estado, señaló que la petición de nuevas pruebas de ADN responde a una estrategia dilatoria de la defensa. Además consideró que dichas pruebas, «incluso» en el caso de que «no fueran consistentes con el perfil de Ramírez Cárdenas», no exculparían al mexicano de responsabilidad.

Frente a esto, la abogada de Ramírez Cárdenas, Maurie Levin, consideró que el tribunal texano se amparó en «tecnicismos legales» para tomar una decisión que, en su opinión, «viola las nociones más básicas de equidad y justicia…Hay pruebas (de ADN) disponibles que podrían demostrar su inocencia», insistió Levin.

De acuerdo con un jurado consideró probado que tanto Cárdenas y su cómplice, Tony Castillo, entraron a la casa de la víctima por la ventana de su habitación, se la llevaron, la violaron, la estrangularon hasta que murió y abandonaron el cuerpo en un canal de la localidad de Edinburg.

Aunque Ramírez Cárdenas confesó el crimen a las autoridades y, entre él y Castillo, condujeron a los investigadores hasta el cuerpo de Laguna, su abogada defiende que esa confesión se obtuvo bajo «coacción».

Su ejecución, con una inyección letal, está prevista para este miércoles a las 18.00 hora local (00.00 del jueves GMT) en la prisión estatal de Huntsville (Texas).

Dicha ejecución se da en medio de un clima de «imprecisiones», puesto que expertos independientes en Derechos Humanos de Naciones Unidas solicitaron al Gobierno de EE.UU. que suspendiera la ejecución «por temor de que no recibió un juicio justo».

De igual forma la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno estadounidense «una reparación efectiva» para Ramírez Cárdenas que «incluya la revisión de su juicio conforme a las garantías del debido proceso y de un juicio justo».

Por su parte, el Gobierno de México, señaló que luchará «hasta el último minuto» para que Texas conmute la pena capital contra Ramírez Cárdenas ya que considera que en su caso no se siguió «el debido proceso legal».

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Julio Guzmán

mm

Editor de Contenidos, Viva Noticias - Realizó trabajos para HolaDoctor y Univision | Escribe sobre política, inmigración y opinión.

Trump

Derrota para Trump: Demócratas ganan los dos estados en juego a un año de la victoria de Donald Trump

Rina

Se forma la tormenta Rina y esto es lo que se sabe al respecto