,

Trump destruirá la economía si deporta a los inmigrantes indocumentados

indocumentados

El reciente memorando del Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, amenaza con la deportación de al menos 11 millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos, y aunque el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, señaló que la prioridad serían “los criminales”, todos estamos al tanto de que la palabra “prioridad” no implica con ello que serán los únicos bajo amenaza, sino que todos podrían estar en alerta. Entre estas y otras tantas condiciones críticas para la comunidad inmigrante, un estudio demuestra con análisis de datos que el trabajo de la comunidad inmigrante sustenta diversas industrias y labores de importancia en el país.

Aunque el presidente, Donald Trump, tenga la descabellada idea de que los inmigrantes le “roban” empleos a los ciudadanos norteamericanos, no está considerando con ello diversos factores importantes: los inmigrantes indocumentados trabajan usualmente en labores difíciles o de riesgo, por salarios que serían considerados insultantes por cualquier trabajador promedio, y la verdad es que alguien tiene que hacerlo.

Tanto unos como los otros, los empleadores y los empleados indocumentados, forman una especie de acuerdo implícito que beneficia a ambas partes. La amenaza de deportar a 11 millones de inmigrantes, es un atentado contra la economía misma.

Un estudio realizado por Pew Hispanic, revela que desde 2007 la fuerza de trabajo inmigrante es la que sostiene varias empresas. En 2012, el 62 % de la fuerza laboral indocumentada realizó trabajos de servicios, construcción y producción, en una proporción que dobla a los ciudadanos norteamericanos. 

indocumentados
Foto Captura Pew Hispanic Center

En 2012, los trabajadores indocumentados representaron el 5% de la fuerza de trabajo general del país, los 8,1 millones que eran en ese entonces representaban el 26% de los trabajadores en agricultura, el 17% de los trabajadores en limpieza y mantenimiento, y el 14% de los trabajadores en construcción, el 11% en preparación de comida y servicios, el 9% de la producción, el 7% de transporte de materiales y el 5,1% de otras labores civiles. Unas cifras interesantes, ¿no? Y esos son datos de 2012, imagina cómo son ahora.

Si el presidente amenaza con deportar a los 11 millones de indocumentados que representan esta fuerza laboral, atenta directamente en contra de las empresas de construcción, la agricultura y los servicios de mantenimiento y limpieza en todo el país, así como de una gran parte en la gastronomía, producción y otros servicios.

Quiere que todas las empresas residan en el país y que contraten a trabajadores norteamericanos, pero muchas de ellas no pueden afrontar los salarios regulares que reciben los ciudadanos nativos, y por ello contratan mano de obra extranjera para labores intensas y salarios bajos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis.

Mike Pence

Mike Pence traiciona a Donald Trump en una visita al cementerio judío

Litlle Miss Flint

Little Miss Flint le envía un fuerte mensaje a Trump por no tener agua potable