in

Senador mexicano no terminó la primaria y gana esta impresionante cantidad de dinero al mes

Indignante

Captura Congreso de la Unión

En México terminar la primaria es suficiente para convertirse en senador, o al menos eso parece. Y es que se ha encontrado que dentro de una lista de 128 senadores mexicanos, uno de ellos apenas tiene la primaria cumplida. Se trata de Armando Neyra Chávez del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Más para leer: FMI hace desalentador presagio para México

De acuerdo con el sitio Nación 321, Neyra Chávez es integrante de las comisiones de Trabajo y Previsión Social de la Ciudad de México, así como de la comisión de Protección Civil. Pese a su currículum académico gana 157 mil pesos mensuales (8 mil dólares aproximadamente).

Además de Neyra, el senador Isaías González Cuevas también goza de un sueldo similar pese a que sólo concluyó la secundaria. Él es miembro de las comisiones de Vivienda, Trabajo y Previsión Social y Turismo.

Más para leer: Peña Nieto consigue aumento salarial que tanto quería a costa de los mexicanos

En tanto, hay otros siete senadores con estudios de nivel preparatoria y con el mismo sueldo, algo que contrasta con las personas que tienen un nivel educativo similar con un goce de sueldo muy mínimo.

Esta situación se da ante la presencia de vacíos legales en la Constitución que no especifican que para ser senador deban tener estudios específicos. Sin embargo, al ostentar un cargo importante al servicio de la nación es por demás evidente que se requiere de suficiente preparación académica.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Julio Guzmán

mm

Editor de Contenidos, Viva Noticias - Realizó trabajos para HolaDoctor y Univision | Escribe sobre política, inmigración y opinión.

Urgente: Tiroteo en Elementary School de California deja varios muertos

Urgente: Tiroteo en Elementary School de California deja varios muertos

El caso de “Gabrielito”, el niño asesinado porque su padrastro creía que era gay