in

Trump quiere ser más agresivo con las deportaciones y pone en riesgo a 11 millones de inmigrantes

El presidente Donald Trump ordenó este martes a su administración que haga cumplir las leyes de inmigración de manera más agresiva. La página oficial del Departamento de Seguridad Nacional publicó unos memorandos donde se ordena endurecer las leyes para las deportaciones, poniendo en riesgo a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Documentos publicados por el Departamento de Seguridad Nacional revelaron el amplio alcance de las ambiciones de Trump: dar a conocer los crímenes cometidos por inmigrantes indocumentados; despojar a estos inmigrantes de protecciones de privacidad; reclutar a los oficiales de policía locales como ejecutores; construir nuevas instalaciones de detención; desalentar a los solicitantes de asilo y acelerar las deportaciones.

Cualquier inmigrante que esté en el país ilegalmente y sea acusado o condenado por cualquier delito, o incluso sospechoso de un crimen, ahora será una prioridad para deportaciones, de acuerdo con los memorandos firmados por el Secretario John Kelly. Eso podría incluir a personas arrestadas por robar en tiendas o delitos menores – o simplemente haber cruzado la frontera ilegalmente.

Las nuevas políticas de inmigración y deportaciones son una muestra de las promesas del presidente Donald Trump durante su campaña presidencial, y que, desde que llegó a la Casa Blanca, se ha empeñado en cumplir. No olvidemos que la situación crítica comenzó cuando el magnate tildó a los mexicanos y a la comunidad inmigrante en general como criminales que “traen drogas y son violadores” advirtiendo que “victimizan rutinariamente a los estadounidenses”, ignoran el “estado de derecho y representan una amenaza”.

El DHS dijo que devolverá a los inmigrantes que están en proceso de remoción al “territorio contiguo extranjero de donde han llegado”. Eso significa que en lugar de esperar el proceso en los EE.UU., los que cruzan la frontera serán enviados a México – sin importar su nacionalidad.

Las nuevas directrices también piden que se ponga fin a la práctica conocida como “captura y liberación”, que permitió que algunos inmigrantes fueran puestos en libertad bajo custodia mientras su proceso de remoción estuviera pendiente.Esta medida requerirá que el gobierno amplíe significativamente las instalaciones de detención disponibles, que ya están llenas de gente. Será un proceso caro y no ocurrirá de la noche a la mañana.

 

Funcionarios de la administración dijeron que algunas de las nuevas políticas podrían tomar meses para poner en vigor y podrían tener un alcance limitado.

El nuevo embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, calificó los cambios de política de “algo muy serio”. En una audiencia celebrada este martes con los senadores mexicanos, dijo: “Obviamente, son motivo de preocupación para el departamento de relaciones exteriores, para el gobierno mexicano y para todos los mexicanos”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Redactora, Viva Noticias - Farándula, actualidad y salud.

Sin remordimiento alguno, el galán George Clooney lanza fuerte crítica contra Trump y su consejero Bannon

deportado

Mexicano deportado se suicida después de cruzar la frontera