in

Raspados y Chamoyadas son un éxito en Columbia

Para la temporada de calor, todos buscan un oasis para refrescarse. Qué tal un lugar donde haya un ambiente fresco, palmeras de fondo, algo de música y 45 sabores diferentes en raspados y chamoyadas. Ese lugar existe en West Columbia, SC. gracias al sueño que Adriana Herrera, una mujer mexicana, tuvo desde niña.

La idea de Adriana surgió desde México, cuando siendo una niña ayudaba a su mamá en un modesto negocio de raspados. Y, aunque le tomó algunos años concretar la idea, ahora puede decir que lo logró.

Lleva por nombre Manny´s, pero no solo tiene raspados y chamoyadas que son los más solicitados, sino que muchas cosas más. Para que eches a volar tu imaginación en sabor, te mencionamos algunas delicias; como las famosas papas locas, los esquites, chicharrones y elotes preparados, licuados, las exclusivas piñas locas y mucho más, en West Columbia, SC .  

[Restaurante peruano, Lima Peruvian Cuisine, abre sus puertas en Columbia, SC]

Lleva por nombre Manny´s, pero no solo tiene raspados y chamoyadas que son los más solicitados, sino que muchas cosas más. Para que eches a volar tu imaginación en sabor, te mencionamos algunas delicias; como las famosas papas locas, los esquites, chicharrones y elotes preparados, licuados, las exclusivas piñas locas y mucho más.

La idea de Adriana surgió desde México, cuando siendo una niña ayudaba a su mamá en un modesto negocio de raspados. Y, aunque le tomó algunos años concretar la idea, ahora puede decir que lo logró.

TRABAJO CONSTANTE

En el año 2000 Adriana llegó a los Estados Unidos a realizar distintos trabajos que le permitieran obtener ingresos y  establecerse en el país. Desde elaborar cuerdas para barcos, trabajar para una fábrica de gabinetes, lidiar con labores con fibra de vidrio y hasta en una imprenta.   

“Hace aproximadamente 5 años dejé mi último trabajo. Me hacía tanto daño la tinta de las impresoras que me enfermaba hasta por dos o tres semanas. Además era obligatorio trabajar 12 horas o más”, cuenta Adriana. Esa fue una de las razones que la llevó a retomar el sueño de un negocio propio. Una vez decidida a que podía lograrlo, empezó en su casa ofreciendo al menos 10 sabores diferentes de raspados. Al ver la gran aceptación de la gente, buscó la manera de extender su negocio.

“Hace aproximadamente 5 años dejé mi último trabajo. Me hacía tanto daño la tinta de las impresoras que me enfermaba hasta por dos o tres semanas. Además era obligatorio trabajar 12 horas o más”, cuenta Adriana. Esa fue una de las razones que la llevó a retomar el sueño de un negocio propio. Una vez decidida a que podía lograrlo, empezó en su casa ofreciendo al menos 10 sabores diferentes de raspados. Al ver la gran aceptación de la gente, buscó la manera de extender su negocio.

Gracias a la ayuda de sus hijos, logró mover su venta de raspados a Augusta Road, en una pequeña tienda donde un vecino le ofreció un lugar para su negocio. Allí, empezó con tres mesas y una pequeña hielera. Las ventas pronto comenzaron a marchar bien.  

Pero, cuando llegó la temporada de lluvia la situación cambió. Adriana recuerda que un día, un fuerte viento hizo que todo volara por los aires y terminaran en el suelo. A pesar de ello, lejos de desanimarse, asegura que les ayudó a mejorar.

“Estábamos felices. Comenzamos a contratar más personal y todo fue más profesional, teníamos muchos más clientes de la comunidad latina y también de la comunidad americana”, dice entusiasmada Adriana.

Después de ese incidente, compraron una traila y afuera de ella colocaron una sombrilla que hiciera mucha sombra, así la gente podría sentarse a disfrutar de los raspados. Meses después, todo iba viento en popa. Seguían agregando más productos y variedad a su negocio. Fue entonces cuando decidieron dar otro paso y adquirir una traila más.

“Estábamos felices. Comenzamos a contratar más personal y todo fue más profesional, teníamos muchos más clientes de la comunidad latina y también de la comunidad americana”, dice entusiasmada Adriana.

MANNY´S EN NUEVA UBICACIÓN

En el 2013, Adriana y dos de sus hijos lograron mover el negocio al lugar mejor conocido como “la pulga” (Flea Market #1), donde siguen atendiendo los fines de semana. En noviembre del 2015, finalmente decidieron ubicarse en un nuevo local donde hasta ahora les ha ido muy bien. Los encuentras en 1228 Augusta Rd. West Columbia , SC 29169.

Por supuesto debieron adaptarse a algunos cambios ya que es un poco diferente en Columbia a lo que tenían antes. Adquirieron nuevo mobiliario, neveras y muchas cosas más. Cuidando brindar siempre el mejor servicio a sus clientes porque algunos de ellos, los han seguido desde que Adriana empezó su negocio en casa.

“Ha sido un largo camino, un largo proceso para lograr lo que hasta ahora tenemos. Esto es mi pasión y es reconfortante cuando a la gente le gusta lo que haces con amor. Además, me siento afortunada de tener el apoyo de mi esposo y de mis hijos”, asegura Adriana.

“Ha sido un largo camino, un largo proceso para lograr lo que hasta ahora tenemos. Esto es mi pasión y es reconfortante cuando a la gente le gusta lo que haces con amor. Además, me siento afortunada de tener el apoyo de mi esposo y de mis hijos”, asegura Adriana.

Esta mujer luchadora, esposa y madre de cuatro hijos, además de dar un claro ejemplo con sus acciones de perseverancia y dedicación, también quiere decirle a otras personas que tienen un sueño; que lo intenten, que no se queden con el deseo por temor a lo que vaya a pasar. Deben siempre pensar positivo, pensar que sí lo van a lograr, porque los sueños pueden hacerse realidad, esta vez en Columbia.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Editora de Noticias - Cubre la información de último momento, policiales, política e inmigración. Trabajó para la cadena de televisión Azteca TV (Guatemala). @Luciarchies

mundo

Un viaje alrededor del mundo sin salir de nuestra ciudad

vehículos

Consejos para prevenir el robo de vehículos