in

¿Por qué la novia no llegó y lo dejó esperando 10 días en el aeropuerto?

Conoció a su novia por Internet y el día que iban a conocerse, ella nunca apareció.Alexander Pieter Cirk viajó 4 mil 500 kilómetros hacia China para encontrarse con su amada, una joven de 25 años de apellido Zhang. Sin embargo, al llegar a ese país asiático, Alexander se dio cuenta que nadie lo esperaba.

Él tenía la esperanza que su novia acudiera a la cita y decidió esperar horas y luego días, hasta pasar más de una semana en el aeropuerto de Changsha, añorando poder verla.

El hombre de origen holandés, pasó 10 días en esa terminal aérea comiendo fideos instantáneos y durmiendo en la medida posible, en las incómodas sillas. Después de ese tiempo, este holandés de 41 años fue a parar al hospital por problemas del corazón y los riñones.

novio novia aeropuerto

¿Pero por qué la novia nunca llegó?

Una televisora local que conoció la historia de Alexander, logró contactar a la joven Zhang. Esto fue lo que dijo la mujer que no acudió a ver a su enamorado que conoció por Internet.

Zhang explicó que cuando Alexander le dijo que iría a verla pensó que se trataba de una broma. Habían acordado que él volaría a China dentro de un año. Cuando el tiempo se cumplió, él le envió unas fotos de los boletos de avión, pero ella seguía creyendo que bromeaba.

Finalmente, Zhang también explicó que el motivo de su ausencia, y el porqué no pudo responder llamadas ni mensajes, se debía a que se encontraba en Zhengzhou, a más de 900 kilómetros del aeropuerto de Changsha, recuperándose de una cirugía estética.

novio novia aeropuerto
Alexander finalmente logró reponerse de su problema de salud y al salir del hospital regresó a Holanda sin haber visto ni abrazado a su amada.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

tormenta

Lo que provocó la tormenta en Columbia, SC y sus alrededores

pokemones

Una pareja abandonó a su hijo para ir en busca de pokemones