in

Paul Manafort, expresidente de campaña de Trump, acepta testificar en caso de traición con Rusia

Paul Manafort, expresidente de campaña de Donald Trump, fue acusado por varios medios importantes de haber recibido importantes sumas de dólares del expresidente de Ucrania prorruso, Víctor Yanukovich. Ahora, un vocero ha anunciado que Manafort se ha ofrecido a declarar abiertamente al Comité.

Paul Manafort es señalado públicamente como el hombre que sirvió de enlace en la relación Rusia-Donald Trump. El hecho de que manifestara ahora que está dispuesto a declarar, pone a muchos en suspenso: ¿dirá finalmente la verdad acerca de las conexiones con Rusia y la nueva administración de Estados Unidos?

[Asesinan a testigo involucrado en caso de traición que se conecta con campaña de Trump]

Algunos rumores indican que, en caso de que admita la culpa, Manafort confesaría para obtener un menor castigo, o es posible que intente quizás limpiar difícilmente su nombre. De cualquier manera, todo lo que diga podrá y será usado en su contra.

¿Quién es Paul Manafort?

Manafort había sido ascendido a presidente de campaña de Trump en abril de 2016, pero enunció en agosto, luego de que se descubriera que pudo haber recibido la impactante cifra de 12,7 millones de dólares provenientes del expresidente de Ucrania (amigo de Putin) Viktor Yanukovych.

En últimas declaraciones, la Casa Blanca ha negado rotundamente conocer las diversas actividades de Paul Manafort en el pasado. De hecho, Sean Spicer llegó a titubear en la reciente rueda de prensa en la que le preguntaron directamente.

[Sean Spicer tiembla cuando le preguntan sobre Paul Manafort]

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis.

iglesia

Refugiado mexicano en una iglesia Sagrado Corazón necesita ayuda para regresar a casa

Colin Powell

Colin Powell pide a México a no dejarse “pisotear”por Trump