Connect with us

¡ORGULLO! Conozca el trabajo de las heroínas de los migrantes que viajan sobre LA BESTIA

Inmigración

¡ORGULLO! Conozca el trabajo de las heroínas de los migrantes que viajan sobre LA BESTIA

La frontera que divide a México de Estados Unidos es conocida como uno de los territorios más peligrosos del continente, donde anualmente cruzan miles de latinos buscando vivir el “sueño americano” y lograr una mejor calidad de vida a la que han tenido en su país natal.

Los que se atreven a cruzar la frontera no tienen muchas opciones para escoger: o se adentran al desierto, o confían en coyotes que los crucen, o la más peligrosa: LA BESTIA; un tres de mercancías que hace un recorrido de 8.000 kilómetros hasta llegar a tierras americanas.

Sobre ella siempre se encuentran esas personas que buscan mejorar su calidad de vida sin importar correr el riesgo de caer a los rieles, ser víctimas de secuestros y demás posibles riesgos que para estos valientes no significan nada con tal de mejorar su condición.

En una de las zonas por donde pasa La Bestia, se encuentra un pueblo llamado Amatlán de los Reyes, Veracruz. Es ahí donde los ángeles literalmente “caen del cielo”: mujeres que, por el deseo de ayudar, les reparten comida a los migrantes que van agarrados del brazo.

Las Patronas

Captura de pantalla de YouTube: Women Work To Feed Central American Migrants | MSNBC

Mejor conocidas como Las Patronas, estas mujeres se han dedicado a preparar hasta 800 comidas al día para repartirlas en los escasos 15 minutos que tarda el tren en pasar su pueblo.

Aunque para ellas también los recursos son muy escasos, ya llevan 21 años -desde 1995- cocinando todos los días para darles una bolsa con alimentos y agua a los migrantes, llamados coloquialmente como “moscas” por la forma en la que cuelgan de los tubos del tren.

Desde 1995 estas mujeres decidieron organizarse para poder ofrecerles una buena comida a los migrantes, quienes se estiran lo más que pueden para poder agarrar una bolsa de comida para saciar su hambre de días eternos.

Las Patronas dependen de su buena voluntad y de la de muchos que donan tanto comida como dinero para poder cocinar todos los días una comida que llevan desde arroz, frijoles, tortillas, atún y pan, hasta vegetales y frutas -en los tiempos gloriosos.

Actualmente Las Patronas se han politizado y están creando redes de cooperación a la vez que tratan de difundir y concienciar sobre la situación que causa esas elevadas tasas de migrantes que prefieren arriesgar la vida que quedarse en el país.

Captura de pantalla de YouTube: Women Work To Feed Central American Migrants | MSNBC

El plan del presidente mexicano, Peña Nieto, para mejorar el tránsito de los migrantes ha causado todo lo contrario: que las fronteras sean todavía menos permeables y que peligros y el precio para cruzarla aumente.

Debido a que los peligros y los precios para cruzar la frontera aumentan, cada vez son menos los migrantes que pasan rápidamente sobre La Bestia y Las Patronas ahora se están convirtiendo en un espacio de albergue y comedor para aquellos que llegan caminando, quienes ahora tienen la oportunidad de quedarse en “La Esperanza del Migrante” para descansar y curar sus heridas y enfermedades que traen desde el viaje.

Las Patronas acogen a todos con los brazos abiertos, les brindan reposo y un plato de comida caliente.

Fuente: MSNBC Originals (Video: Rodrigo Cruz – Edición: Hugo Chavez)

Comments

comments

Más en Inmigración

Trending

To Top