in

Misterio resuelto: El abominable Hombre de las Nieves es en realidad un oso

Un estudio concluyente destapó el secreto oculto por décadas

Collage / Viva Noticias

Uno de los misterios más famosos del siglo XX por fin fue develado. El mítico Yeti, mejor conocido como el “abominable” Hombre de las Nieves, en realidad siempre se trató un una especie de oso y no de un ser sobrenatural como se sostuvo durante muchos años.

En un estudio científico, realizado por miembros de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos y que fue publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B. se analizaron las muestras de ADN de nueve restos de supuestos especímenes pertenecientes del Yeti.

Entre los hallazgos que se analizaron se contó con varias piezas que se conservan en museos, como un trozo de piel, un fragmento de fémur, así como dientes y pelo. Asimismo, se analizaron heces recolectadas en el Himalaya y en el Tibet.

De acuerdo con la investigación, se concluyó que la mayoría de las muestras, ocho de ellas, provienen de diferentes especies de osos, mientras una de ella correspondía a un perro.

“Nuestros hallazgos sugieren fuertemente que los fundamentos biológicos de la leyenda del Yeti se pueden encontrar en los osos locales”, dijo al respecto la profesora de biología de dicha universidad.

Debido a esto, en la investigación se descartó que existieran pistas que llevaran a la existencia de la especie animal del Yeti, el cual fue inmortalizado en varias leyendas en donde se aseguraba provenía de las montañas asiáticas.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Julio Guzmán

mm

Editor de Contenidos, Viva Noticias - Realizó trabajos para HolaDoctor y Univision | Escribe sobre política, inmigración y opinión.

Abren expediente sobre denuncia contra Kellyanne Conway, consejera de Trump

Abren expediente sobre denuncia contra Kellyanne Conway, consejera de Trump

Trump

El rumor que Trump no puede esconder pone de cabeza la Casa Blanca