in

Michelle y Barack Obama alzan la voz tras incendio en Notre Dame

“¡Sé que pronto nos asombrará de nuevo!”

cEl primero en demostrar su luto y respeto por la destrucción de la Catedral de Notre Dame fue Barack Obama, quien acudió a su cuenta oficial en Twitter para demostrar su apoyo al pueblo de Francia en este momento de dolor:

“Notre Dame es uno de los grandes tesoros del mundo, y estamos pensando en la gente de Francia y en su momento de dolor. Está en nuestra naturaleza llorar cuando vemos la historia perdida, pero también está en nuestra naturaleza reconstruir para el mañana, tan fuerte como podamos”, escribió el expresidente estadounidense en compañía de una foto de su familia dentro de la misma Catedral que hoy quedo hecha cenizas.

Poco después de este triste pero esperanzador mensaje, Michelle Obama también utilizó las redes sociales para demostrar su apoyo a Francia ante el desastre histórico ocurrido este lunes. Desde su cuenta oficial en Twitter compartió el sentimiento de su esposo, alegando que aunque tenía el corazón roto por la tristeza por la que viva París, está segura que la Catedral renacerá para asombrar de nuevo a todos:

“La majestuosidad de Notre Dame, la historia, el arte y la espiritualidad, nos dejó sin aliento, elevándonos a una mayor comprensión de quiénes somos y de quién podemos ser. Estando aquí en París esta noche, me duele el corazón con la gente de Francia. Sin embargo, sé que Notre Dame pronto nos volverá a asombrar”, escribió Michelle Obama.

El incendio ocurre justamente cuando los Obama se encuentran en París promocionando las nuevas memorias de Barack Obama que llevan por nombre “Becoming”. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Redactora, Viva Noticias - Salud, derechos humanos y política.

trump

Competencia para Trump: Este republicano se acaba de convertir en el primero en desafiar a Trump para 2020

ICE

Una soldado murió en Afganistán y ahora ICE deportó a su esposo a México, dejando a su hija huérfana en EE.UU.