in

Marjorie de Sousa responde por el escándalo de la prueba de paternidad de Julián Gil

Sus palabras lo dicen todo

Foto Collage / Viva Noticias

La reconocida actriz venezolana, Marjorie de Sousa, parece estar en el punto más difícil de su vida después de que se anunció la fecha en la que se hará la prueba de paternidad Julián Gil y de que su vida personal se convirtiera en todo un escándalo en las redes sociales.

Se espera que para el próximo 4 de enero de 2018, Julián Gil se haga la prueba de paternidad con Matías para despejar todas las dudas de los escándalos públicos, pero la actriz no parece aguantar más con los rumores.

La revista mexicana TV Notas indicó a modo de reportaje que ella y su hijo “podrían ser los causantes” de la separación de Gabriel Soto y Geraldine Bazán, como si esto indicara que su hijo no es en realidad de Julián Gil sino de su reciente pareja.

Por estas y más declaraciones, la actriz envió dos mensajes en su cuenta de Instagram en donde se mostró muy molesta por todo lo que está ocurriendo a su alrededor.

El mas reciente incluía la siguiente imagen de ella posando frente a una piscina en la que le agradecía a Dios por darle fuerza en este, uno de los momentos más difíciles de su vida:

marjorie
MARJORIE DE SOUSA.- @marjodsousa / Instagram

Estas fueron sus palabras de agradecimiento:

marjorie
@marjodsousa / Instagram

En otro comunicado ofrecido el día anterior, su molestia la hizo hablar en contra de la revista que había hecho las declaraciones en su contra y a la que al parecer le hará una demanda por difamar en contra de ella y de su familia. Esto fue lo que dijo:

marjorie
@marjodsousa / Instagram

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis.

Porristas mexicanas publican provocador video tras bastidores

Trump desesperado demuestra su gran miedo de volver a perder en manos del Senado