in

Joe Biden ganaría las elecciones si tan solo se quedara callado

Una opinión poco popular

Cuando Joe Biden se anunció por primera vez como candidato a las elecciones presidenciales, no fui la única en pensar que este sería quizás el único demócrata capaz de enfrentar a Donald Trump. Y la razón no es tanto su trayectoria como político o que el resto de los demócratas no tengan tanto mérito en la planificación de un mejor país. El principal motivo que me vino a la mente por el cual él podría ganarle a Trump es porque quizás era el único que podía llegar, en verdad, a sumar republicanos a una misma causa. ¿Lo haría acaso Bernie Sanders? ¿Lo haría Elizabeth Warren? Lo veo muy poco posible. 

Joe Biden era mi favorito y aún ahora sigue siéndolo (aunque con dudas) y prácticamente lo es por las mismas razones. Porque he pensado en las elecciones de este 2020 con la prioridad de evitar que Donald Trump se repita, por sobre las demás cosas. No sé si sean las razones adecuadas pero sé que muchos pensarán de la misma manera.

Biden
JOE BIDEN (Captura) CNN / Youtube

Sin embargo, por más que apoye a Joe Biden, él mismo parece ser el detonante de su propio fracaso. Cada aparición pública en la que se muestra estresado, cada momento en el que se le ve dudar y que está incómodo le resta el peso de lo que sus acciones podrían llegar a hacer.

Frente a un Biden indeciso, debo admitir que Elizabeth Warren parece ser cinco veces más coherente en sus planes, pero no la veo ganarle a Donald Trump en el encuentro final.

Además de ello, no olvidemos que la opinión de Biden ha variado de múltiples maneras desde que inició en campaña, sobre todo en materia de inmigración. No pude evitar sentir vergüenza cuando lo vi dudar por primera vez sobre si se debía eliminar el Servicio de Inmigración y Aduanas, ICE, o si debía continuar. Ya a finales de 2019 pudimos ver a un Biden más decidido presentar un plan de inmigración con el que indicó que quería aumentar la cantidad de refugiados en el país, restablecer la protección de menores indocumentados, así como aumentar los fondos para tratar los casos de asilo y dejar de separar familias en la frontera bajo un nuevo plan. ¿Pero de qué iba todo esto? ¿Sería otro Obama?

Aún después de ese plan quedan muchas dudas sobre el trato que se llevará en la frontera, en caso de que sea electo. Hay demasiados espacios en blanco aunque hay muchos como yo que siguen pensando que hasta una piedra en la Oficina Oval sería mejor que Donald Trump y esperamos porque de verdad estemos en lo correcto.

La verdad es que después de analizarlo por algunos meses tengo una opinión bastante impopular: creo que Joe Biden puede ganar mientras se quede callado, no hace falta que se esfuerce porque cuando lo hace se nota contradictorio y causa inseguridad.

De hecho, recientemente se descubrió que Biden había subido en las encuestas sin haber tenido casi apariciones públicas y consideremos que esto fue después del largo escándalo que propició Donald Trump acerca de los hechos de corrupción con Ucrania -que ya sabemos lo difícil que es recuperarse de eso.

Después de ver esta alza en las encuestas comencé a preguntarme cosas, ¿cómo es que Biden sube en sin aparecer realmente? Y después de buscar lo suficiente, me encontré con dos hechos interesantes: el primero es que el conflicto entre Elizabeth Warren y Bernie Sanders sirvió de mucho para en realidad hundirlos a los dos y darle espacio a Biden. El segundo es que, tristemente, Joe Biden gana más con su silencio en el que cada demócrata lo imagina a su manera que con un discurso inseguro que crea detractores en grupos que no encuentran cómo identificarse con el candidato.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis. @nadeazcona

McCain

Publican un video de John McCain sobre Ucrania en el Senado y las reacciones estallan

Graham a Joe Biden

Republicano Lindsey Graham pierde el control y exige que Joe Biden testifique