in

Hispana se refugia en iglesia santuario para evitar la deportación

Tiene una hija de 9 años y uno de 21 con parálisis cerebral… Pero a ICE no le importa

EFE / Archivo

La guatemalteca Nury Chavarría se negó este viernes a cumplir con una orden de las autoridades de Inmigración que la colocaría en un avión de regreso a su país, de donde salió hace 24 años, y se refugió en una iglesia santuario en Connecticut, donde ha estado vivido con sus hijos.

Más para leer: Adolescentes grabaron y se burlaron de un hombre mientras se ahogaba

De acuerdo con la guatemalteca, cuando debía dirigirse al aeropuerto Newark Liberty, en Nueva Jersey, para abordar el avión de retorno a su país, le ofrecieron la alternativa de permanecer en la iglesia.

“He llorado mucho pero ya estoy más tranquila. Fue la mejor decisión que pude tomar (refugiarse en la iglesia). No tenía nada planeado al día de hoy. Estaré aquí hasta que Dios quiera y esperando que las cosas cambien, no sólo por mi vida sino la de mucha gente que está siendo deportada injustamente”, dijo Chavarría en entrevista telefónica con Efe desde la iglesia donde se refugió.

La mujer decidió quedarse en la iglesia y no acudir al aeropuerto Newark Liberty, Nueva Jersey, porque se encontraba muy preocupada por su hija de apenas 9 años de edad y sus otros hijos de 15, 18 y 21 años, este último con parálisis cerebral.

Más para leer: Una gran mancha contamina el mar de Baja California y no creerás de qué se trata

A la guatemalteca, de 43 años y sin historial criminal, se le negó el asilo político que solicitó tras llegar a EE.UU. y en 1999 un juez de Inmigración le dio la oportunidad de salir voluntariamente del país, lo cual no hizo.

iglesia
@SanGomez_News / Twitter

“No tengo a nadie que se haga cargo de mi hijo. A su padre lo deportaron cuando tenía dos años”, indicó y explicó que pese a que su padre y hermanos viven en Connecticut, tienen sus propias familias “y aquí (en EEUU) la vida es muy difícil”.

En 2010 agentes de Inmigración se presentaron a su hogar y solicitó una visa humanitaria por la condición de su hijo mayor, que le fue negada, pero desde entonces pedía una extensión de un año para permanecer en el país, que sí le era aprobada.

En 2015 Inmigración le dijo que su caso no era prioridad, como había ocurrido con muchos otros inmigrantes antes de que la Administración de Donald Trump tomara las riendas del país el pasado enero. Según el presidente Trump, la prioridad serían inmigrantes con récord delictivo. Sin embargo, el pasado junio a Chavarría se le notificó que en cinco semanas tendría que dejar este país, donde quedarían sus hijos, y se le colocó un brazalete electrónico en el tobillo para mantenerla vigilada.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Agencia EFE

mm

Agencia de noticias EFE

adolescentes

Adolescentes grabaron y se burlaron de un hombre mientras se ahogaba

¿La primera dama de Japón fingió no hablar inglés para evitar a Trump?