in

Esta es la maldición que reciben los funcionarios por trabajar para Donald Trump

El infierno empeora luego de salir de la puerta de la casa presidencial

Cada vez aumenta más la lista de funcionarios de la Administración del presidente de Estados unidos, Donald Trump, que renuncian o son despedidos de sus respectivos cargos. Indiferentemente de las razones que tenga cada uno de los funcionarios para salir de la Casa Blanca, lo que les viene después es mucho peor: La maldición de la Administración de Trump.

Según un reporte publicado en el portal de noticias BuzzFeed, existen varios empleados de la Casa Blanca de rangos medios y bajos que ansían salir de la Casa Blanca debido a las políticas extremas del presidente Trump que lo han hecho ganador del peor nivel de aceptación de un presidente en más de 70 años. Sin embargo, y por más que quieran alejarse de la Casa Blanca, no pueden… ¡Nadie quiere contratar a personal que haya trabajado para Donald Trump!

“Muchos empleados de nivel medio y bajo están ansiosos por irse y están buscando activamente trabajo en otros lugares, dicen fuentes cercanas a la Casa Blanca” (trad.)

“Las cosas todavía son bastante sombrías dentro de la Casa Blanca”, dijo un ex funcionario de la Casa Blanca a Buzzfeed. “He hablado con varias personas la semana pasada tratando de encontrar una salida, pero no pueden salir porque nadie está realmente contratando personas con la experiencia de la Casa Blanca de Trump. No es un momento divertido para decir lo menos”.

Tal parece que la partida inesperada de la directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks, encendió todo un escándalo dentro de los pasillos de la casa presidencial debido a que ahora catalogan esa “renuncia” como el acabose de la esperanza para los demás funcionarios de la Casa Blanca. “The White House has lost Hope” (La Casa Blanca perdió la esperanza (Hope), por su traducción del inglés), fue uno de los más polémicos titulares para el momento de su extraña renuncia.

La agenda del presidente Donald Trump se ha caracterizado por ser muy polémica desde el primer día que pisó la Casa Blanca. Sus políticas racistas, xenofóbicas y extremistas han causado que hasta los mismos republicanos le den la espalda. De hecho, según la última encuesta realizada por la AP, más del 50% de la población estadounidense asegura que el presidente Trump es racista. Si este es el pensamiento general del país, entonces no sorprende que muchos empleadores decidan no contratar a los exfuncionarios que hayan trabajado con o para Donald Trump.

¿Hasta cuándo durará esa maldición laboral?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Redactora, Viva Noticias - Salud, derechos humanos y política.

Alerta: Ciclón bomba amenaza a estas zonas de Estados Unidos

Impactante: Ató a su hija a una soga y esto fue lo que hizo después