in

Científicos están alarmados por algo peligroso que está ocurriendo en esta zona de EE.UU.

¡Se encienden las alarmas!

Aunque los científicos han estado alarmados durante años por el riesgo que corre Estados Unidos en caso de que sea golpeado por un fuerte terremoto en la Falla de San Andrés, ahora la alarma aumenta después de que varios geofísicos de la Universidad de Massachusetts Amherst identificaran un extraño movimiento en la zona al que denominaron “arrastre profundo”.

Los geofísicos Jennifer Beyer y Michele Cooke descubrieron una serie de movimientos que se están registrando debajo de la superficie de las fallas de San Andrés y San Jacinto (ambas ubicadas en el estado de California). Se trata de innumerables temblores ubicados a unos 10 y 20 kilómetros de profundidad y que, a diferencia de los sismos normales, estos están moviendo las capas tectónicas de forma vertical.

El extraño movimiento fue denominado por los científicos como “arrastre profundo”, y su característica es muy poco común en los registros de sismos de la zona. Lo peligroso del asunto radica precisamente en la falta de información que se tiene acerca de lo que estos sismos verticales y lo que podrían ocasionar en el terreno.

«No queremos esperar a que las fallas se muevan en un terremoto dañino, queremos aprovechar todos los pequeños terremotos que ocurren todo el tiempo para entender cómo están cargados San Andreas y San Jacinto», aseguraron los científicos en una reciente publicación realizada en el portal Geology Page.

Se espera que los científicos ahora investiguen más este tipo de movimientos para poder realizar una especie de predicción de lo que estos arrastres profundos pueden causar en las fallas de San Andrés y San Jacinto y así estimar cuál sería el impacto de un movimiento fuerte y sus consecuencias.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Redactora, Viva Noticias - Salud, derechos humanos y política.

Trump

Más de 100 senadores se unen y le piden algo a Donald Trump que no le gustará para nada

niños

Unos 180 niños migrantes siguen separados de sus padres desde hace meses