in

China y Venezuela en la mira de Estados Unidos y las visitas de Mattis por Suramérica

¿Qué puede ocurrir?

El secretario de Defensa, James Mattis, se encuentra hoy de vuelta en Washington después de concluir ayer su primera gira por Suramérica, un viaje que tenía por objetivo fortalecer los lazos del país en una región afectada por la crisis de Venezuela y la creciente influencia de China.

En seis días, el jefe del Pentágono visitó cinco ciudades -Brasilia, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Buenos Aires y Bogotá- en cuatro países diferentes, se reunió con los ministros de Defensa de todos ellos y fue recibido por los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Iván Duque.

La gira concluyó con pocos acuerdos concretos: uno ya rubricado con Chile para que ambos Gobiernos colaboren en materia de ciberseguridad y otro con Colombia para el envío de un buque hospital con el propósito de ayudar a paliar la crisis humanitaria derivada de la llegada de miles de venezolanos que huyen de las penurias del país que dirige el presidente Nicolás Maduro.

Venezuela
NICOLÁS MADURO.– Agencia EFE / Archivo

Uno de los constantes mantras repetidos por Mattis a lo largo de los últimos días ha sido que Venezuela se encuentra en una “trágica situación”, provocada por un “régimen opresor” y “hambriento de poder”, que afecta a los Estados de la región.

Por este motivo, según ha ido desvelando el propio general a medida que avanzaba su viaje, este ha sido uno de los temas abordados con las autoridades de cada país que ha visitado.

“El caso de Venezuela es preocupante para toda la región, porque el flujo de refugiados fuera de Venezuela es significativo”, comentó el subsecretario adjunto de Defensa de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental, Sergio de la Peña, el viernes a los periodistas que cubrían el viaje.

Venezuela fue, de hecho, uno de los temas estrella que Mattis trató en su primera escala -Brasilia-, al reunirse con los ministros brasileños de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, y de Defensa, el general Joaquim Silva e Luna, a quienes alabó por el “liderazgo” de su país a la hora de llamar al orden a Maduro desde el Grupo de Lima y la Organización de Estados Americanos (OEA).

No fue hasta este viernes, sin embargo, cuando EE.UU. avanzó medidas concretas para hacer frente a la situación generada por el éxodo de venezolanos tras el encuentro entre Mattis y Duque en Bogotá.
“Es una misión absolutamente humanitaria. No vamos a enviar soldados, vamos a enviar doctores (…). Están desbordando la frontera”, afirmó ayer Mattis, para explicar la decisión de enviar un buque hospital a Colombia, mientras volaba en su avión oficial de vuelta a casa.

El otro asunto más abordado durante la gira fue la creciente influencia de Pekín en la parte sur del continente americano, un fenómeno que, según se ha reiterado desde el Pentágono, supone una auténtica amenaza a la “soberanía” de algunas naciones latinoamericanas.

“Es muy difícil saber lo que piensan los chinos, lo que sí vemos es que están incrementando su presencia en todo el mundo. La única preocupación que nosotros tenemos con los chinos es que muchas veces hay países que se endeudan a un nivel que no es sostenible. Y cuando uno empieza a aplazar los pagos está perdiendo soberanía”, expuso ayer De la Peña.

Por este motivo, aunque EE.UU. ha terminado por reconocer el derecho de cada país a hacer negocios con quien más le convenga, también ha pedido a sus socios en la región que insistan en alcanzar acuerdos “transparentes” con China, para evitar futuras situaciones problemáticas.

“Existen preocupaciones sobre cuál es el diseño que tiene China en mente para el hemisferio”, reconoció Mattis, quien citó, como ejemplo, el acuerdo alcanzado entre Pekín y Argentina para la construcción de una base espacial en la Patagonia.

“¿El único propósito de la estación espacial es la investigación o hay algo más? ¿Es comercial o es espionaje?”, se preguntaba el jefe del Pentágono, quien aseveró que había recibido informaciones inquietantes al respecto de países distintos a los que ha visitado esta semana.

Más allá de Venezuela y China, el Pentágono considera un éxito esta gira que ha ayudado a normalizar las relaciones con Argentina tras los años de “Kirchnerismo” y en el que, en general, ha avanzado en diversos compromisos para una más estrecha colaboración de sus Fuerzas Armadas con los Ejércitos de los cuatro países visitados.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Agencia EFE

mm

Agencia de noticias EFE

Trump

Abogado que traicionó a Trump, le puso el sobrenombre de King Kong a sus espaldas

Jalisco

Se busca: Gobierno investiga en México a líder del Cártel Jalisco Nueva Generación