in

Boxeador seguidor de Trump con pantalones “America First” es vencido por mexicano

Una pelea súbita que dejó en ridículo su vestimenta antiinmigrante

Según un reporte realizado por Deadspin, un boxeador amante de Donald Trump y fiel a sus pantalones cortos que decían “America First” fue golpeado hasta rendirse por su oponente mexicano este jueves para demostrar que su intento de intimidar a inmigrantes no fue suficiente para vencer. (Ver video al final)

boxeador
BOXEO ENTRE FRANCISCO VARGAS Y ROD SALKA.-  Boxing Channel / Youtube

Rod Salka, el boxeador estadounidense blanco ingresó al ring con los pantalones que simulaban ser el muro que “detendría a los inmigrantes en la frontera” pero no logró llegar al séptimo asalto después de ser sometido por el oponente mexicano y excampeón del WBC, Francisco Vargas.

De acuerdo a BoxingScene Salka simplemente cayó en la quinta ronda y trató de resistir, pero en la sexta se abrió un corte sobre el ojo y comenzó a retirarse hacia la esquina donde sus propios entrenadores tiraron la toalla para que terminara la pelea.

De forma bastante simbólica el video circula en varias redes sociales como prueba de un fuerte conflicto que existe entre Estados Unidos y México. Lo más impactante de esto es que las intimidaciones contra inmigrantes no debilitaron la fuerza del oponente mexicano que pareció pelear por él y por un orgullo nacional.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis.

Querían demoler su casa y en un acto de protesta el padre se subió al techo y lanzó a su bebé por los aires

Querían demoler su casa y en un acto de protesta el padre se subió al techo y lanzó a su bebé por los aires

EE.UU. ofrece hasta $20 millones de dólares por información que lleve a la captura de Rafael Caro-Quintero

EE.UU. ofrece hasta $20 millones por información que lleve a la captura de Rafael Caro-Quintero