in

Barack Obama con un nudo en la garganta se despide de su rival más admirado, John McCain

«Nunca pude ocultar la gran admiración que sentí por él»

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, dirigió un bello discurso para honrar la memoria del senador republicano John McCain, con palabras que hicieron conmover a todos los presentes y al país. Sus palabras de afecto, después de todas las rivalidades que han vivido en el ámbito de la política, representan un dulce recuerdo de lo que un país unido significa en estos momentos, de lo que era el sueño de McCain por sobre todas las cosas: luchar por Estados Unidos, a pesar de cualquier diferencia.

McCain en vida, poco después de recibir el diagnóstico de cáncer cerebral, llamó directamente a Barack Obama para pedirle que le rindiera sus palabras en el homenaje de su funeral. Esta solicitud en boca de quien fue su rival en campaña electoral para el 2008 y quien luego se convirtió en su «piedra en el zapato» fue una hermosa muestra de la forma en la que quería terminar su vida.

Este fue el discurso con el que Barack Obama quiso honrarlo y para decirle que tanto a él como Bush los hizo «mejores presidentes» aún con su soberbia y rebeldía:

«El presidente Bush y yo estamos entre los afortunados que competimos contra John en el nivel más alto de la política. Él nos hizo mejores presidentes, justo como hizo mejor al Senado, justo como hizo mejor a este país».

Así fue como Obama reflexionó sobre el momento en el que recibió la petición para hacer el discurso:

«Así que para alguien como John pedirte, mientras estaba vivo, que te pares y hables por él cuando se haya ido es un honor precioso y singular. Ahora, cuando John me llamó con su solicitud más temprano este año, admito que estuve triste y también estuve sorprendido, pero cuando terminó nuestra conversación me di cuenta de que esta petición capturaba muy bien una de las cualidades más esenciales de John: ser completamente impredecible y quizás contradictorio».

Michelle
MICHELLE OBAMA Y GEORGE BUSH.- Global News / Youtube

El expresidente luego habló del carácter rebelde de McCain y su ímpetu de vida:

«No tenía interés en conformarse con una versión prefabricada de lo que un senador debía ser y él no quería un homenaje que fuese prefabricado tampoco. También muestra la distancia que ponía John por la autocompasión, él había ido al infierno y regresado y de alguna manera nunca perdió su energía o su optimismo o su ímpetu de vida. Así que el cáncer no le asustaba e iba a mantener ese espíritu ferviente hasta el final».

Y luego, con un tono de risa, reflexionó sobre lo que consideró fue esta última broma de McCain y era hacer que George Bush y él (Barack Obama) hablasen «cosas lindas» de él en su funeral:

«Esto mostraba su irreverencia, su sentido del humor y después de todo, ¿qué mejor última risa que hacer que George y yo hablemos cosas lindas de él a una audiencia nacional?»

McCain
MEGHAN MCCAIN.- Global News / Youtube

Pero casi para terminar su discurso, Obama recordó con un nudo en la garganta lo que en verdad era McCain: un hombre de ideales que no veía colores o apellidos sino una unión muy compleja de personas que luchaban por un objetivo común y este era la nación:

«Nunca pude ocultar la gran admiración que sentí por él», confesó Obama, quien luego agregó: «él entendía que no se trataba de nuestros apellidos, no se basaba en el lugar del que eran nuestros padres o abuelos o qué tan recientemente llegaron, sino que todo se basaba en una convicción común, que todos fuimos creados igual, con derechos iguales».

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis. @nadeazcona

Meghan McCain honra a su padre y reta a Trump: «EE.UU. siempre fue grande»

Kennedy

Trump ataca a hispanos con nacionalidad y ahora el congresista Kennedy le da una fuerte respuesta