in

Ayudante campaña de Trump asegura que a sus seguidores los tomaron por tontos

Fuertes declaraciones para muchos republicanos

Jessica Denson, ayudante retirada de la campaña electoral de Donald Trump, habló públicamente este viernes sobre los abusos que recibió cuando trabajó para el presidente de Estados Unidos, antes de las elecciones presidenciales en 2016.

En  una entrevista para CNN con Alisyn Camerota, Jessica Denson no dudó en decir todo lo que pensaba sobre el presidente y criticarlo desde distintos puntos de vista.

La funcionaria emitió una denuncia contra quien alguna vez pensó que podría ser el mejor líder para Estados Unidos y aseguró que los partidarios del presidente deberían ser las personas más enojadas del país con las tantas promesas que se han roto.

“Creo que los partidarios de esta campaña deberían estar entre los más indignados, ya que han sido tomados por tontos y han sido utilizados”, aseguró.

Poco después, la funcionaria señaló que los acuerdos de confidencialidad que firmaron los empleados de Trump llegaron al punto de convertirse en armas peligrosas:

“Estos acuerdos de confidencialidad dicen que alguien que los firmó tendrá una vida de lealtad en todo lo relacionado con Trump. Que si se atreven a hacer algo más que elogiar y ser un adulador para este presidente, se verá amenazado su propio sustento. Esto es antiestadounidense, esto es inconstitucional”, aseguró.

La funcionaria luego advirtió que todos los empleados de campaña fueron forzados a firmar acuerdos de confidencialidad con los que no pudieron revelar parte de los maltratos que recibieron en el proceso de las preparaciones para las elecciones

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis. @nadeazcona

Ecuador

Reportan terremoto de magnitud 7,5 en la Amazonia de Ecuador

Trump

Nueva York se prepara para que Donald Trump piense en perdonar a Paul Manafort