in

Asesinado periodista grabó su propia muerte, estas son las crudas imágenes de la represión en Nicaragua

ADVERTENCIA: FUERTES IMÁGENES

Desde el pasado miércoles, Nicaragua está sumida en protestas populares contra la reforma del Seguro Social que crea una nueva cotización para los jubilados, la situación ha llegado al punto crítico en el que se reportan diez muertos, entre los que se incluye un periodista.

Apenas el lunes el gobierno de Nicaragua había anunciado las nuevas tasas con las que los empleados pasarían a darle al seguro aproximadamente el 7% de su salario, los empleadores aproximadamente el 20% y hasta los jubilados tendrían que contribuir con el 5% de sus pensiones.

En vista del descontento general, el gobierno llamó a los militares a tomar las calles y reprimir todo tipo de manifestaciones y han convertido las calles en una zona de guerra que recuerda los mismos enfrentamientos que ocurrieron en Venezuela hace apenas un año.

La empresa privada habría rechazado las medidas ya que no garantizan sostenibilidad a largo plazo del seguro social, incluso intentaron presentar un recurso para tratar de revertir la medida, según informó CNN.

Las imágenes de la represión circulan en todas las redes sociales pero impacta aún más el momento en el que asesinan de un disparo en la cabeza a un periodista que estaba reportando los hechos.

Por un lado se puede ver el video en el que él mismo graba el momento en el que muere, tal como aparece en las siguientes imágenes:

Por otra parte, podemos ver el segundo ángulo en el que el compañero del periodista presencia el momento en el que le disparan y comienza a huir desesperado.

.

.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Natalie Azcona

mm

Editora de Contenidos, Viva Noticias - Política, inmigración, opinión y análisis.

abogado

Abogado de Stormy Daniels está seguro que Trump renunciará

Trump

Ni Stormy ni Rusia, Fusion GPS revela el temor más fuerte de Trump